¿Cómo alcanzar el éxito y resolver tus problemas económicos? Es una interrogante a la que cualquier ser humano desearía descubrir la respuesta lo más pronto posible para resolver sus problemas y lograr la libertad financiera.

Hace varios meses he estado estudiando sobre Trading (acción de comprar y vender activos financieros), recientemente ingresé a un Curso de Trading vía internet. En una de las clases que se imparten es Gestión de Riesgos, el profesor y trader principal (inversor que opera en los mercados financieros con la finalidad de obtener beneficios en el corto, medio o largo plazo.) considera – y realmente es el aspecto más importante para cualquier persona que desea ser rentable y exitosa en los mercados bursátiles – la suma importancia de aplicar una correcta Gestión de Riesgo al capital con el que se opera. Constantemente el profesor recalca a los estudiantes:

“Antes de pensar cuanto voy a ganar en esta operación debes pensar primero cuanto estas dispuesto a perder”.

Esta ha sido una frase que me llamo mucho la atención y es muy normal cuando nos trazamos metas en la vida pensar primero en el Éxito y los logros y muy pocas veces nos detenemos a pensar cuanto puedo perder, cuanto tengo que arriesgar, sacrificar para lograr lo que deseamos, teniendo en cuenta cuanto estoy dispuesto arriesgar para ganar recuerdo las palabras del apóstol Pablo en su carta a la iglesia de los Filipenses cuando les animaba diciendo:

Filipenses 3:8

“Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo”.

Para Pablo, el estatus social, los recursos económicos, éxitos personales y profesionales, todo lo que humanamente pudiera traerle satisfacción, lo consideraba como pérdida por el conocimiento de Cristo. Y no es que tener este tipo de cosas sea malo, sino que conocer a Cristo tiene más beneficios y es mejor considerar como pérdidas tus propios logros humanos, porque ganarás muchísimo más.

Jesús compartió esta gran verdad con sus discípulos:

Marcos 10:29-30

«De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del evangelio, que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos, y tierras, con persecuciones; y en el siglo venidero la vida eterna

Cuando consideramos todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo, ganamos cien veces más en esta vida y también la vida eterna.

Es una realidad, Dios ha puesto recursos y gran capital en nuestras manos para administrar: la vida, tiempo, familia, hijos, esposo, esposa, trabajo, personas a las que servir etc. Como personas, es natural desear ser prosperados en estas áreas.

t

Te animo a pensar en lo siguiente

  • ¿Cómo está la gestión de riesgos de los recursos que tienes en tus manos?
  • ¿Cuánto estas dispuesto a sacrificar para ver esos recursos crecer y prosperar?
  • ¿Ya hiciste la más grande inversión para obtener 100 veces lo invertido + vida eterna?
Idalberto Carlos Alonso
Escrito por Idalberto Carlos Alonso

Casado con Roxana, padre de dos niñas. Potenciar, ayudar, colaborar a que otros y jóvenes puedan conocer a Jesús y crecer en su servicio. Facilitador de Dinamo y Curso para matrimonios. Maestro y consejero de jóvenes.

¡No te lo pierdas!

Nuestro equipo desea animarte y compartir contigo principios bíblicos que te ayuden a crecer en tu relación con Dios y en tu vida personal.

¡Gracias por suscribirte!