A todos nos gusta que las cosas nos salgan bien, pero, ¡qué fastidio cuando nos salen mal! Nos cuestionamos a nosotros mismos, a otros y hasta cuestionamos a Dios. Muchas veces ante un fracaso la gente te dice que te levantes y lo intentes de nuevo. Eso está bien, pero, ¿alguna vez te has puesto a pensar que si lo has intentado tantas veces y no lo has logrado es porque hay algo que está mal? Quizás pienses que soy algo pesimista, pero quiero decirte que no siempre volverlo a intentar es lo correcto. Hay momentos en los que la prioridad no es precisamente actuar. De eso quiero hablarte.

Cuando di a luz a mi hija Daniela me regalaron un extractor de leche materna, cuando fui a lavarlo lo tuve que desarmar, pero fue un gran problema volverlo a armar, lo intente de varias maneras, pero no funcionaba, hasta que pude ver en el manual que la pieza más pequeña la estaba poniendo al revés. Me di cuenta que no era a mi manera sino a la manera del que lo fabricó.

Piensa en eso que has intentado tantas veces y no lo logras, ¿será que hay alguna pieza que no está correcta?, y si es así ¿cómo saber cuál es esa pieza? Pues déjame decirte que hay un manual universal que nos muestra la forma correcta de hacer las cosas, es la Biblia. Ese es el manual y si estamos haciendo algo y no estamos obedeciendo las instrucciones que Dios nos da a través de su Palabra entonces, mi amigo, es hora de que dejemos de intentarlo y revisemos las instrucciones para hacerlo a la manera de Dios. En ella encontraras la frescura que tus ideas necesitan, la perspectiva que supera tus propias limitaciones. Es una garantía de que todo saldrá bien.

Como dice Josué 1:8

“Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.”

Si lo has intentado varias veces y no lo logras te doy un consejo: revisa si estas usando el manual correcto y las piezas correctas. Así como no puedes armar un extractor de leche materna solo por tu propia intuición y poniendo las piezas según tu parecer, no puedes triunfar ignorando a Dios y a su Palabra.

Piensa...

¿Hay alguna situación frustrante en tu vida que requiere que hagas una revisión al Manual de Vida?

¡Te animo a hacerlo pronto!

Lizandra Barbosa Correa

Escrito por Lizandra Barbosa Correa

Facilitadora de Dinamo

¡No te lo pierdas!

Nuestro equipo desea animarte y compartir contigo principios bíblicos que te ayuden a crecer en tu relación con Dios y en tu vida personal.

¡Gracias por suscribirte!